‘En mi barrio hacen drogadictos a los niños’

Nota

En mi barrio están haciendo drogadictos a los niños con cristal y después los ponen a vender esa droga y les pagan con dosis”, aseguró “Javier”, nombre ficticio de un padre de familia cuya hija fue asesinada recientemente luego de varios años de estar involucrada en el consumo de esa sustancia sintética.

Ese testimonio no sorprende a Enrique Martínez, coordinador de la Mesa de Prevención de Adicciones del programa Todos Juntos por Chihuahua.

En los foros de prevención que la Mesa lleva a las escuelas secundarias, sus integrantes se han percatado de que las colonias de esta ciudad están inundadas de ésa y otras drogas, y que los menores prácticamente están creciendo solos y se han convertido en un nicho de atracción para el mercado del cristal, según afirmó Martínez.

“Javier” sepultó apenas hace unos días a su hija, de 25 años, a quien no logró sacar de ese ambiente, un submundo en el que, a su juicio, nadie está haciendo nada para detenerlo, pero sí para fomentarlo.

Dice que incluso en su colonia, ubicada en el surponiente de la ciudad, los policías saben exactamente quién vende y quiénes están utilizando a los menores de edad para hacerlos presas de esta sustancia y sus vendedores, pero no actúan en consecuencia.

Luchó por salvar a su hija

Lo sabe de primera mano porque luchó por sacar de esa adicción a su hija, que aunque ya era mayor de edad, atestiguó y contaba a su padre lo que pasaba en su barrio.

Enrique Martínez, quien también atiende la Comisión de Prevención en la Mesa de Seguridad y Justicia de Juárez, consideró que “no es sorprendente pero sí preocupante” que los vendedores de cristal estén involucrando a los menores de edad en el consumo y venta de esta droga, ya que es evidente que las colonias están plagadas de cristal, indicó.

Dijo que según observa, los menores desde tercero de primaria hasta secundaria escuchan mucho del tema pero no en boca de los padres de familia, que en su mayoría se muestran apáticos para orientarlos.

La Mesa de Prevención de Adicciones, conformada por los tres niveles de gobierno y asociaciones civiles, trata de abarcar lo más posible en la impartición de pláticas de orientación para que los menores vean cuales son las consecuencias en el consumo de drogas, porque en esas edades hay más riesgo, dijo.

Los adultos involucrados en la venta de cristal buscan cómo colocar su droga y los jóvenes son un nicho de atracción para ellos, expuso Martínez.

Aseguró que en la actualidad muchos padres de estos jóvenes se niegan a pensar que sus hijos puedan involucrarse en el cristal, pero es una realidad por lo cual deben estar atentos.

Pero “prácticamente están creciendo solos y sin valores por la falta de atención”, comentó el activista que en los últimos años se ha dedicado al tema de prevención de adicciones en estudiantes de primaria y secundaria apoyado de instituciones civiles y gubernamentales.