Mueven Mipymes 93% de economía nacional

Nota

El sector empresarial de Chihuahua requiere de manera urgente apoyo por parte de Gobierno del Estado, principalmente para las micro, pequeñas y medianas empresas, ya que éstas sufrirán más el impacto económico que provocará la pandemia del coronavirus.

Luego de que el gobernador del estado Javier Corral anunciara un reajuste en el Plan de Inversión para brindar más recursos al Sector Salud, la iniciativa privada aplaudió la decisión, pero también instó a no desatender a las empresas, pues de éstas depende la economía de muchos chihuahuenses.

“Sin duda las Mipymes serán las primeras en resentir el impacto económico negativo, al no contar con liquidez para salarios y pagos a proveedores, lo que se traducirá en la pérdida de miles de empleos”, señaló Federico Baeza, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Chihuahua.

Además, las Mipymes son la columna vertebral del país, pues representan el 93% de la economía; generan el 72% del empleo y el 52% del Producto Interno Bruto (PIB), en México.

El reajuste del Plan de Inversión anunciado por el gobernador, Javier Corral, para brindar más recurso al Sector Salud por la pandemia del COVID- 19 es bien visto por la Iniciativa Privada, sin embargo, “también es urgente un apoyo al sector empresarial, especialmente a las micro, pequeñas y medianas empresas, pues éstas representan el 93% de la economía del país”, señaló el presidente de Coparmex Chihuahua, Federico Baeza.

Agregó que en estos momentos dichas empresas son las más vulnerables a quedarse sin liquidez para salarios y proveedores, por lo que es necesario que el gobierno estatal muestre un verdadero interés de apoyar a las empresas para salir avante a la problemática económica que viene.

El entrevistado dijo que sin duda es muy importante el apoyo al Sector Salud ante la presencia del COVID- 19, pero también dijo que se requiere un apoyo real para las empresas, “estamos tratando de que los empleos se salven, de que no venga un desempleo social, pues todo esto, luego de ser un problema de salud, se vuelve social, y es uno de los detonantes de la violencia”.

Por lo anterior, “es importante que los gobiernos piensen en la generación de empleos, esperamos eso del gobierno estatal, porque con la Federación no hemos encontrado apoyo”, dijo.

Añadió que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, está “encantado” con dos grandes empresas, pero está dejando de lado las micro, pequeñas y medianas, que son gran parte de la economía del país.

NO TODO EL PLAN DE INVERSIÓN SE CANCELARÁ Al sumar los efectos de la pandemia de coronavirus a los de una crisis económica, pues nuestro país y Chihuahua no cuentan con reservas emergentes como las que han destinado Estados Unidos, Canadá y otros países para inyectar a sus economías; el gobernador del estado Javier Corral ratificó la necesidad de cancelar buena parte del Plan de Inversión en el Estado, que ronda los 19 mil millones de pesos, para reorientar dichos recursos a salud e impulso a las empresas.

Ante el embate de esta enfermedad y la suspensión temporal de actividades por parte de una empresa automotriz en su planta de Chihuahua (Ford), a la que quizá puedan seguir otras, el gobernador Javier Corral dijo que este fin de semana se conocerán datos concretos del plan de emergencia económica para Chihuahua, que contempla el cuidado de la salud de la población, la protección del empleo, respaldo a las pequeñas y medianas empresas, así como de apoyo a la economía estatal.

Javier Corral destacó además que al interior del Gobierno del Estado se tendrá que hacer un ajuste mayúsculo al presupuesto, como el que no ha tenido la administración.

“Es importante que lo digamos hoy, quizá tengamos que cancelar una buena parte del plan de inversión en el estado, porque tendremos que reorientar recursos; las finanzas del estado y del país no tienen margen de maniobra, no tenemos recursos adicionales”, precisó.

Al dar un esbozo sobre este plan, que se conformó el pasado jueves y que puede ser terminado hoy, Corral Jurado habló de medidas de apoyo económico directo a las personas que por su ocupación viven al día, o de respaldo a quien puede perder su negocio por un cierre del mismo por 2, 3 y hasta 4 meses, así como una estrategia de estímulos fiscales a las empresas que mantengan empleos o paguen salarios a sus trabajadores a pesar de que los establecimientos no se encuentren en operación por la emergencia sanitaria.