Al rescate del zoológico de Aldama

Nota

Varios niños han acudido al zoológico de Aldama con el ahorro de sus alcancías a donarlo para que pueda comprarse alimento para los animales, de igual forma hay adultos de la tercera edad que laboran como “cerillitos” que han realizado aportaciones en efectivo, todo esto con la intención de que los ejemplares silvestres estén en buenas condiciones y el santuario de especies continúe abierto.

El zoológico de Chihuahua, ubicado en el municipio de Aldama, es considerado como un centro de investigación para profesionales en la materia, pero debido a las restricciones por la pandemia del COVID- 19 cuenta únicamente con capacidad para alimentar por 2 meses a todos sus ejemplares.

El zoológico pasó de tener 100 mil visitantes por año a no contar con ninguno en la temporada considerada como alta por los periodos vacacionales y la primavera, lo cual ha generado una crisis a la cual los chihuahuenses se han sumado para tratar de salir adelante y darle una solución.

Diariamente los más de 1,500 animales que tiene el zoológico consumen 15 mil pesos en alimentación, entre carne, pastura, frutas y granos que son indispensable para su supervivencia debido a que están acostumbrados a un hábitat de criadero.

Desde que se dio a conocer la crisis por la que atraviesa el zoológico, son decenas de historias de apoyo las que se han sumado para tratar de brindarles una esperanza a los animales, entre ellas se encuentran las de niños que llegan con sus alcancías repletas de monedas para donarlas a la buena causa.

Lo anterior lo cuenta el director del zoológico de Chihuahua, Alberto Hernández Ramírez, quien dice que en el caso de los niños que han acudido con sus alcancías les entregan cortesías para que puedan ingresar a un paseo después de la pandemia, pero por ningún motivo aceptan el donativo ya que saben lo que representa ese dinero para los pequeños.

Sin embargo, en el caso de los adultos, y funcionarios de otros municipios ha sido diferente, pues gracias a ellos las bodegas de alimentos se han logrado llenar de nueva cuenta con carne, alfalfa, fruta fresca y granos.

Alberto Hernández expresó que en el caso de los ayuntamientos de Delicias y Parral han llevado cantidades considerables de alimentos, además de que se han puesto a disposición del zoológico para continuar ayudando a fin de que los animales se mantengan en buenas condiciones.

También está la historia de incluso “cerillitos” o empacadores de supermercados que han donado hasta 500 pesos de su sueldo para que puedan comprar los insumos para las más de 78 especies con las que cuenta el santuario animal, muchas de ellas en peligro de extinción.

Con un nudo en la garganta, “Alberto” o el “Tío Albert” como le conocen, dijo que nunca pensó recibir tanto apoyo por parte de otras asociaciones y ciudadanos que al leer las noticias decidieron ponerse manos a la obra y comenzar a llevar donativos en especie o efectivo.

A manera de agradecimiento, el “Tío Albert” señaló que a todas las personas que están llevando insumos o cualquier tipo de apoyo les entregan cortesías para que puedan acudir al zoológico cuando reabran de nueva cuenta.

Por otra parte, lamentó que las autoridades federales no han dado muestras de apoyo y por el contrario recordó que el zoológico alberga a muchos animales que fueron atrapados en ciudades o en la mancha urbana, haciéndose cargo de su alimento y atenciones como es la medicina preventiva. El zoológico de Chihuahua es único en toda la región norte del país, cuenta con 48 ejemplares felinos, también con cebras, hipopótamos entre otros atractivos salvajes, siendo ésta la única forma en que las personas podrían conocer a los animales.

“De ninguna manera podríamos dejar a los animales en libertad, el zoológico es su hábitat natural, son animales que han nacido aquí y tienen generaciones haciéndolo de esa manera, de otra forma sería destinarlos a la muerte”, recalcó.

Alberto Hernández expresó que los apoyos que le dan la ciudadanía, autoridades o agrupaciones no representan para él una ganancia, ya que aseguró que el zoológico nunca ha dejado ganancias como muchas personas pueden pensarlo, sino que lo ha financiado a través de la renta de las cabañas y balneario llamado “Tío Albert”. Señaló que debido a la contingencia sanitaria tuvieron que dejar de solicitar los servicios de casi 50 empleados con los que contaban prácticamente durante todo el año, pero agradeció a aquellos ciudadanos que se han sumado también para prestar su mano de obra de forma gratuita.

Hizo un llamado a que las autoridades federales y municipales apoyen las causas del zoológico, pues dijo que también se ha convertido en un centro de investigación y prácticas para los profesionales en la materia como son los veterinarios. Todos los donativos en especie o de cualquier tipo que deseen hacer los chihuahuenses pueden canalizarlo a través del número 614- 223-70-70, o bien acudir directamente al zoológico ubicado en el municipio de Aldama.