Resguarda INAH Chihuahua obra de Primitivo Miranda

Nota

El pintor Primitivo Miranda fue una figura particularmente relevante del arte mexicano. Como genuino representante de las ideas liberales, y como pintor solvente y cuidadoso, Miranda debió ser reconocido mucho antes por estudiosos y académicos del arte mexicano.

Primitivo Miranda fue un pintor del siglo XIX nacido en Tula, en el actual estado de Hidalgo, en 1822. Estudió en la prestigiosa Academia de San Carlos de la Ciudad de México y en la Academia de San Lucas de Roma. Fue partidario del sistema liberal y se interesó por la representación de temas que reflejaran la historia y costumbres de México aun cuando todavía la academia lo rechazaba por ser un género popular alejado de las teorías clásicas.

Su obra tiene contrastes principalmente en dos obras que a su vez muestran las creencias ideológicas enfrentadas de la época, la religiosidad del pueblo mexicano (conservadores) y otra que muestra a las tropas liberales camino a Puebla.

Esto en el cuadro que pintó durante 1858, en plena Guerra de Reforma, el cuadro: "Semana Santa en Cuautitlán" cuando aún las celebraciones religiosas eran de gran envergadura y no se hallaban limitadas por los gobernantes, hecho que ocurriría tiempo después con la separación Estado-Iglesia. Ésta importante obra hoy día es parte de la Colección del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec.

Pero el Centro INAH Chihuahua, tiene una obra de este importante pintor mexicano, se trata de una recreación exacta del cuadro La Bella Jardinera (en italiano, La bella Giardiniera), un cuadro obra del pintor italiano Rafael Sanzio. El cuadro de Miranda está fechado en 1848 y se encuentra bajo el resguardo del INAH Chihuahua, dentro de sus instalaciones y según explica el encargado del área de bienes muebles del INAH Chihuahua, el maestro César de la Riva, el cuadro se trata de un ejercicio que llevaban a cabo los pintores en formación, elaborar estas copias, de los llamados grandes maestros para explicarse más a detalle cómo es que funcionaba la obra.

Como éste, hay muchos otros cuadros, resguardados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia en Chihuahua, de otros importantes exponentes de la pintura mexicana, en su mayoría con motivos eclesiásticos, pero sin duda todos forman parte del patrimonio que da orgullo de pertenencia al estado de Chihuahua.